Rio Paraná
 

 
La Sociologia en el Py
Ciudad del Este Republica Del Paraguay
Rio Paraná
Fotos Actuales
Ubicacion Geografica
Fotos Antiguas
Puerto
Historia
Puente de la Amistad
Catedral
Web Favoritas
Informaciones utiles
Datos Socioeconomicos del Py
ITAIPU
Paraguay
Historia del Py
GEOGRAFIA
ARTESANIA , ARTES
Articulos Tipicos
Mitos
San José
Fotos del Paraguay
Mis Trabajos
FOTOS DEL Py.
PARANÁ, RÍO

Los conquistadores españoles utilizaron el río Paraná como vía de penetración hacia el interior del continente sudamericano en su búsqueda de la mítica sierra de la Plata. El nombre del río procede de las palabras guaraníes para, "mar", y na, "semejante", "parecido", que expresan el gran volumen de su caudal.

El río Paraná es el segundo en longitud de Sudamérica, después del Amazonas. Se extiende 4.000 km y tiene una cuenca de 2.800.000 km2 que ocupa la mayor parte del sudeste brasileño, Paraguay, el este de Bolivia y el norte de la Argentina. Junto con sus tributarios forma el mayor de los dos sistemas fluviales que desaguan en el río de la Plata (el otro es el río Uruguay).

La confluencia de los ríos Paranaíba y Grande, que nacen respectivamente en las sierras de los Pirineus y Mantiqueira, en el sudeste de Brasil, constituye el origen del río Paraná. Desde ese punto hasta su unión con el Paraguay, su principal afluente, el alto Paraná fluye, generalmente de nordeste a sudoeste, a lo largo de 2.800 km, y recibe numerosos tributarios por ambas orillas, entre los que destacan el Tietê, el Paranapanema y el Iguazú. En este tramo, el curso fluvial recorre una profunda hendidura del macizo brasileño. Poco antes de alcanzar la frontera brasileño-paraguaya, el río atraviesa la sierra de Maracaju, que actúa como una barrera natural y forma un lago al contener la corriente. Los rápidos de Guaíra, por los que desaguaba dicho lago, quedaron sumergidos en 1982 por el embalse artificial de Itaipú.

Desde Guaíra a la confluencia con el Iguazú, famoso por sus cataratas, el Paraná forma la frontera entre los territorios de Brasil y Paraguay. Desde el Iguazú hasta la confluencia con el Paraguay constituye el límite con el país de ese nombre y la Argentina. En este tramo fronterizo el curso se orienta de norte a sur primero y de este a oeste después, y recorre un terreno pantanoso donde se forman varios brazos e islas.

El curso bajo del Paraná se inicia al recibir las aguas del Paraguay, en las cercanías de la ciudad de Corrientes, donde el río cambia su dirección hacia el sur, ya en territorio argentino. La orilla occidental del río forma una amplia llanura de inundación hasta la ciudad de Santa Fe. El Paraná recibe poco después a su principal afluente de este tramo, el Salado, y gira hacia el sudeste.

El delta comienza a formarse entre Santa Fe y Rosario, donde el río vuelve a dividirse en varios brazos separados por las islas. Los más importantes de estos brazos son el Paraná Guazú y el Paraná de las Palmas.

El régimen fluvial es de tipo tropical en el alto Paraná, donde el caudal aumenta de octubre a marzo y disminuye entre agosto y septiembre. La aportación del Paraguay, que constituye una cuarta parte del volumen total de

agua, determina el régimen del Paraná en su curso bajo. Las diferentes épocas de crecida del alto Paraná y el Paraguay son un factor importante en este régimen. La crecida del alto Paraná se suele manifestar en Corrientes hacia noviembre, y llega a su máximo nivel en febrero, mientras que las zonas pantanosas de la cuenca baja del Paraguay retienen la crecida de este río hasta mayo. En consecuencia, los niveles del bajo Paraná comienzan a disminuir en marzo, suben en mayo y vuelven a bajar de julio a septiembre.

La vegetación es de bosque tropical en la orilla oriental del alto Paraná, y de sabana en la occidental. A partir de Corrientes, la sabana herbácea domina el paisaje. La navegación fluvial es importante desde el río de la Plata hasta el Paraguay. Varias presas utilizan el potencial eléctrico del río, que también se aprovecha para la pesca y el regadío. Las principales ciudades situadas a sus orillas son Guaíra en Brasil, y Corrientes, Santa Fe, Diamante y Rosario en la Argentina.

Imagen