La Sociologia en el Py
 

 
La Sociologia en el Py
Ciudad del Este Republica Del Paraguay
Rio Paraná
Fotos Actuales
Ubicacion Geografica
Fotos Antiguas
Puerto
Historia
Puente de la Amistad
Catedral
Web Favoritas
Informaciones utiles
Datos Socioeconomicos del Py
ITAIPU
Paraguay
Historia del Py
GEOGRAFIA
ARTESANIA , ARTES
Articulos Tipicos
Mitos
San José
Fotos del Paraguay
Mis Trabajos
FOTOS DEL Py.
Los primeros aportes en el campo sociológico nacional lo encontramos en la descripción de la vida de los guaraníes.

Los conquistadores del Río de la Plata quedaron confundidos entre la diferencia de actitud de las parcialidades aborígenes.

Mientras que los charrúas, los querandíes y los pampidos del chaco eran indomables, los carios guaraníes se presentaron sociables y dispuestos a aceptar la alianza de los europeos.

Principales Etapas

Paraguay, I Etapa
Respecto de las valiosas informaciones que nos brindaron esos conquistadores, podemos citar la obra del alemán Ulrich Schmidel primer historiador de la Provincia, y los informes de Domingo Martínez de Irala, Nuñez Cabeza Vaca, del Cnel. Agustín Fernando de Pinedo y de Don Pedro Merlo de Portugal. Otros antecedentes hallamos en la obra de Martín Barco de Centenera, en la de Ruíz Díaz de Guzmán, y en los comentarios de los españoles Aguirre y Azara.
El libro del Padre Nicolás Techo, intitulado "Historia de la Provincia del Paraguay" y de la compañía de Jesús" es el documento más descriptivo acerca del régimen de vida en las reducciones jesuítica, igualmente las obras del Padre Ruy de Montoya.
El líbelo acusatorio del juez José de Antequera y Castro contra las autoridades de la Provincia, es otro instrumento a favor de los investigadores de al sociología.
Paraguay, II Etapa
Una nueva etapa se inicia el 14 de mayo de 1811. Al proclamarse la independencia se suceden hechos que despiertan el interés de investigadores y sociólogos. En el movimiento emancipador surgen como pensadores "Mariano Antonio Molas" con su obra "Descripción Histórica de la Antigua Provincia del Paraguay", y Gaspar R. De Francia, férreo conductor de la nacionalidad. El supremo impone un sistema de gobierno al país que trajo consecuentemente alteraciones en la estructura política económica y social.
A la muerte del Universitario de Córdoba aparece la figura de Don Carlos A. López, hombre con sanas inquietudes culturales. Sus medidas oportunas reabren las puertas del país. El intercambio comercial y cultural con otras naciones y continentes impulsa el progreso, elevándose el nivel de vida de los habitantes y la institución de los compatriotas. Funda el diario "El Paraguayo Independiente" y lo dirige con capacidad imprimiendo una orientación definida a través de sus editoriales y proclamas. Fue la era de mayor bienestar económico que conoció el Paraguay. A Carlos A. López secundo con sagacidad y patriotismo Juan Andrés Gelly. Ente las obras de Gelly se destaca "El Paraguay, lo que ha sido, lo que es y lo que será". El guaireño Gregorio Benítez ha aportado interesante documentación bibliográfica con respecto al lapso de la Guerra Grande.
A la muerte del Mariscal López se cierra una etapa de nuestra historia.
Paraguay, III Etapa
La concepción del gobierno fuerte, preconizaba por muchos teorizadores del organismo, cedería ante los principios del mecanicismo liberal. La constitución de Filadelfia inspira a los convencionales del 70.

El socialismo de Estado, impuesto por Rodríguez de Francia y moderado por Don Carlos A. López, fue sustituido por el liberalismo económico de la escuela machesteriana. El Paraguay fue el país de los experimentos doctrinarios: el comunismo de las reducciones jesuíticas, el socialismo de Estado de Francia y de los López, el liberalismo de las convencionales del 70. Estos moldes tuvieron sus repercusiones en la sociedad paraguaya.
Blas Garay fue el intelectual del socialismo moderado, Cecilio Báez del liberalismo y Oscar Creyd lo es del marxismo - leninismo. El poder político o económico concede significación social. El Paraguayo sostiene pasión por el mando. El bastón de la autoridad lo realiza. Un cambio de gobierno suele ser causa de movilidad social. Mientras los promovidos suben, los desplazados se retrogradan.
Paraguay, IV Etapa
Otra etapa llamativa cubre el lapso de 1.870 a 1.900. Destacan las obras de Manuel Domínguez ("El alma de la Raza"), de Fulgencio R. Moreno ("Estudios sobre la independencia de Paraguay"), de Rafael Barret ("El dolor Paraguayo"), Narciso R. Colman, pertenece a este periodo; estudia los orígenes de nuestros antepasados. Quien más contribuyó en esta etapa fue el naturalista suizo Moisés Santiago Bertoni.
Su libro "La Civilización Guaraní" despejó muchas incógnitas e hizo conocer el valor de esa civilización autónoma.
La sociología es incorporada en el plan de estudios de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales a principios del siglo XX. Al Dr. Cecilio Báez lo designan profesor de la materia en el año 1.901.
Era positivista, su obra más seria en este campo se titula "Disertaciones de Sociología y de Filosofía".
Ignacio A. Pane sustituyó en la cátedra al Maestro Cecilio Baez. Pane ha merecido la consideración de los grandes sociólogos de América. Entre sus trabajos en este campo se citan: "Sociología", "Ensayos Paraguayos", "El Indio Guaraní", y "El Método de las Ciencias Sociales".
Justo Pastor Benítez, al referirse a Ignacio A. Pane, dice: "Apareció en una etapa defensiva del espíritu nacional. Se desempeño en reivindicar el país en la historia y en la composición social. Defiende al indio, al mestizo, a las figuras históricas. Perteneció Pane a la corriente nacionalista, cuyo paladin fue Manuel Domínguez y cuyo teórico literario, J. Natalicio González. Como fuente de información se inspira en Montoya y principalmente en Bertoni. Pregonaba la excelencia de la civilización guaraní, que consideraba más profunda y más extensa que la incásica, conclusión que es imposible de aceptar".
Recientemente, la Universidad Católica de Asunción ha creado la Facultad de Sociología. Este hecho es un paso positivo en el proceso cultural del país.
La Universidad Nacional de Asunción también estudia la forma incorporada como otra unidad pedagógica.
La Secretaria Técnica de Planificación realiza investigaciones sobre diversos aspectos sociográficos, como verdadero rigor metodológico.
El Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos está motivado investigaciones calificadas en el campo social.
El Paraguay, por su tradición comunitaria, por sus antecedentes históricos y sus posibilidades futuras ofrece al investigador un campo inagotable de fenómenos y procesos.
LA SOCIOLOGIA EN EL PARAGUAY DESDE FINES DEL SIGLO XIX HASTA LA GUERRA CON BOLIVIA.

Dentro de este primer periodo que podemos distinguir en cuanto a la actividad intelectual relacionada con la SOCIOLOGIA, encontramos autores que antes que sociólogos propiamente dichos, son estudiosos de esta disciplina, o escritores que describen determinados aspectos de la realidad paraguaya. En algunos de ellos, sin embargo, podemos hallar muy valiosos ensayos de interpretación de hechos históricos concretos desde una perspectiva sociológica.
En la mayor parte de estos estudiosos de las cuestiones sociológicas del Paraguay, se nota una marcada influencia del pensamiento positivista, tanto comtiano como spencerlano. El hecho es lógico tomando en cuenta la marcada influencia ejercida por el fundador de la ciencia sociológica, Augusto Comte y por le otro, gran exponente de dicha ciencia en esa misma época, el ingles, Heriberto Spencer.
PRINCIPALES EXPONENTES DE ESTE PRIMER PERIODO.
CECILIO BAEZ
Nació en Asunción el primero de febrero de 1.862. Su personalidad puede definirse como la de un gran maestro. Culminó sus estudios de bachillerato en 1.893 en el Colegio Nacional, para luego ingresar a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Se graduó con la primera promoción. Su vocación fundamental de maestro se puso de manifiesto ganándole una autoridad que gravito sobre la vida intelectual del país. De sólido talento y vastísima cultura era un divulgador de ideas liberales con base filosófica positivista. Fué unos de los líderes intelectuales de la Revolución de 1.904.
Como vocero del derecho internacional tuvo resonante actuación en el Segundo Congreso Panamericano realizado en México, defendiendo el arbitraje obligatorio. Siendo canciller le toco firmar el tratado definitivo de limites con Bolivia. Fue ministro de Relaciones Exteriores. Ejerció la presidencia provisional de la República de 1.907 a 1.908.
Se dedicó activamente a la docencia, a la política y a la investigación. El Dr. Báez introdujo en el Paraguay el estudio de la sociología. Fue positivista, de la línea de Leteller en Chile y de José Ingenieros en Argentina. Fue el primer Profesor de Sociología de la Facultad. Ejerció la cátedra a partir del año 1.901. En el año 1.903 publico un texto para uso de los alumnos titulado "Sociología" de contenido spencerlano. Ejerció el cargo de Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y ocupo la titularidad de varias cátedras de dicha casa de estudios.
Puede ser citado como uno de los mas importantes divulgadores de las doctrinas y corrientes de pensamiento occidental de nuestro país. El concepto que tenia del paraguayo según afirma Justo Pastor Benítez, "lo llevo a veces a juicios depresivos para los valores nacionales"; pero es ineludible que abrió caminos y marco rumbos para el estudio sociológicos en nuestro país.
En la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales ejerció por largos años y fue hasta la hora de su muerte Rector de la Universidad de Asunción.
Muere en Asunción en el año 1.941.

En su copiosa producción pueden citarse como las obras principales:
· Ensayo sobre la libertad civil.
· Cuadros históricos y descriptivos.
· Resumen de la historia del Paraguay.
· El Paraguay moderno.
· Historia diplomática del Paraguay.
· La tiranía en el Paraguay.
· Filosofía del Derecho.
· El Chaco Paraguayo.
MANUEL DOMINGUEZ
Nace en Pilar en el año 1.868. Su primera infancia transcurrió en el pueblo de Itauguá, destinándose luego a Asunción con un puesto de ordenanza en la reducción de La Democracia. Siguió la carrera de Derecho, mientras ejercía el periodismo y la docencia. Se doctoro con la tesis Traición a la Patria. Ejerció la docencia desde muy joven enseñando en el Colegio Nacional disciplinas tan dispares como Historia, Geometría, Ciencias Naturales y la cátedra de Derecho Constitucional en la Universidad. Fue director del CNC; del Archivo Central y Rector de la Universidad. Hizo una brillante carrera política desde 1.894 a 1.904, año en que desempeñó la vicepresidencia de la República. Fue parlamentario, ministro del P.E. y se sumó a la Revolución en 1.904.
El estilo de Domínguez era particularisimo; conciso, de frases breves y punzantes. Escritor rutilante, orador cautivante, mereció juicios de Derecho y Ciencias Sociales consagratorios de cuantos intelectuales extranjeros le conocieron. Fue un depurado esteta, un poderoso aliento artístico enamorado de la belleza. Había nutrido su espíritu con la filosofía positivista y progresista de Locke, Schopenhauer, Berkeley, Voltaire. Elaboro y pulió con la ideología alada de los grandes escritores franceses del siglo XIX.
Según Efrain Cardozo, demostró "tras severo análisis sociológico, las profundas raíces biológicas, morales, y sociales" del extraordinario heroísmo del pueblo paraguayo durante la Guerra de la Triple Alianza. Su obra más relacionada con temas sociológicos es "EL ALMA DE LA RAZA" (1.918). Las investigaciones históricas que realizo permitieron corregir algunos errores que se manejaba en esa época. Buena parte de su vida y su producción bibliográfica estuvo destinada a demostrar los derechos del Paraguay sobre el Chaco Boreal. En opinión de Justo Pastor Benítez (h), su pensamiento también responde a la corriente positivista. Domínguez es el padin de la corriente nacionalista que plantea una seria reivindicación de los valores nacionales profundamente afectados por el espíritu derrotista que primó después del término de la guerra de la Triple Alianza.
Muere en Asunción en el año 1.935.
FULGENCIO RICARDO MORENO
Nació en Tapuá, en 1.872 . Realizó sus estudios del bachillerato en el Colegio Nacional de Asunción para incorporarse a la política militante desde el año 1.900 abandonando sus estudios jurídicos iniciados en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Ejerció la dirección del Colegio Nacional y la de Correos y Telégrafos; fue ministro de Estado y uno de los autores del golpe político del 9 de enero de 1.902. Tres años mas tarde el presidente Gondra reclamó su colaboración para el problema de limites con Bolivia, pues se perfilaba entonces como investigador histórico de gran autoridad. Y a esa actividad dedico el joven historiador gran parte de su vida. Ejerció sucesivamente la representación diplomática de nuestro país. Estuvo al frente de la legación nacional en Río de Janeiro.
Poseyó en alto el genio alegre de la raza, su sentido del equilibrio y de la mesura, su don irónico y festivo y esa inteligencia penetrante aguzada por la viva percepción de lo real.

Se dedicó de lleno al periodismo, colaboró por largos años en La Prensa de Buenos Aires, donde publico sus investigaciones sobre la civilización y migraciones guaraníes. Fue escritor pulcro, castizo y erudito. Destacóse también como sólido economista.

En su obra "ESTUDIO SOBRE LA INDEPENDENCIA DEL PARAGUAY" (1.911) hizo un análisis sociológico de los antecedentes de la emancipación, en cual es hasta nuestros días uno de los mas profundos y serios que se hayan realizado. Igualmente, en su obra "LA CIUDAD DE ASUNCION" hay mucho de interpretación sociológica. Su producción bibliográfica incluye también obras de tema histórico y fundamentalmente, las relacionadas con la defensa de los derechos nacionales en el conflicto con Bolivia.
Con relación a la obra, "ESTUDIO SOBRE LA INDEPENDENCIA DEL PARAGUAY", Natalicio González ha dicho que es un libro de historia y de sociología a la vez. "Estudia los orígenes de la nación paraguaya, sigue paso a paso los factores que concurrieron a formarla y pinta con rasgos evocadores el drama de un pueblo acosado por fuerzas hostiles, forjado en el dolor, que salva su individualidad contra todos los riesgos hasta erigirse en entidad independiente. Nada escapa al análisis del historiador, ni los factores geográficos y raciales, ni el influjo del idioma guaraní en la elaboración del alma colectiva, y sin recurrir en los extremos de la escuela materialista, ni negar la preponderancia de las fuerzas morales y espirituales en el proceso de la historia, determina el papel de los intereses económicos en la orientación de los sucesos humanos".
Falleció en Asunción el 17 de octubre de 1.933.

Algunos de sus valiosos escritos fueron:

· La Ciudad de Asunción.
· Geografía Etnográfica del Chaco.
· Estudio sobre la Independencia del Paraguay.
· La Extensión territorial del Paraguay al Occidente de su Río.
IGNACIO ALBERTO PANE
Nació en Asunción en 1.880. Estudió en el Colegio Nacional, en el Instituto Paraguayo y en el Facultad de Derecho. Enseñó varias disciplinas como literatura, sociología, filosofía. Fue uno de los más lúcidos defensores de la causa paraguaya, personificada por el Mariscal López.
Cultivó el idioma y los valores esenciales de la civilización guaraní, enalteció a la mujer paraguaya y se constituyó desde su banca de parlamentario y el periodismo, en el más insigne de las reivindicaciones sociales. No fue solamente un catedrático de enseñanza media y universitaria sino un verdadero maestro, condición que a ésta son pocos los que acceden, porque en ella se verifica la simbiosis entre el saber y la conducta. Sabía enseñar porque había aprendido bien cuanto enseñaba dominaba la materia y la forma, es decir, tanto la disciplina como el método y los procedimientos auxiliares de que se valía para transmitir conocimientos y experiencias. Fue legislador de altos merecimientos por su patriotismo y incorruptible pasión por la justicia y el progreso.

Como periodista colaboró regularmente en La Semana, La Democracia y La Patria; muchas de sus colaboraciones iban firmadas con el seudónimo de Matías Centella.
En el campo de la Sociología fue un expositor analítico, de marcado eclecticismo que no se proyectaba en sus convicciones históricas ni en sus creencias religiosas, porque el Dr. Pane era nacionalista, conservador y católico.

Fue un expositor muy sistematizado de la sociología. Se desempeño como Secretario de la Legislación Paraguaya en Santiago de Chile, donde tuvo ocasión de conocer hondamente el pensamiento positivista. Perteneció a la generación sociológica que pretendía una explicación unileneal para los hechos sociales, buscando las leyes generales aplicables a la historia y al movimiento de todos los pueblos. Ejerció la cátedra de Sociología en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Reemplazó en ella al Dr. Eusebio Ayala, quien a su vez sucedió al Dr. Cecilio Baez, primer profesor de la materia. Su postura antiliberal y antiindividualista fue la razón de que se proclamara "socialista". En esa línea dictó conferencias sobre "Política y Obreros", "Solidaridad Social", "La mujer ante la causa obrera", y "El tiempo que se fue".
Perteneció a la corriente del pensamiento paraguayo que se caracterizó por una actitud defensiva del espíritu nacional. Puso especial empeño en valorizar al país en la historia y en su composición social. Ejerció la defensa del indio, del mestizo y de las figuras históricas de la nacionalidad. Es uno de los exponentes de la reacción contra la "mentalidad de vencidos" que nos afectó a raíz del resultado de la guerra de la Triple Alianza. Perteneció a la corriente nacionalista, cuyo avanzado fue Manuel Domínguez y cuyo teórico fue Natalicio González. Recoge información principalmente en Montoya, Techo y Moisés Bertoni.
Es indudable que el pensamiento de Pane pertenece a la corriente positivista de Comte y Spencer, aunque debido a su catolicismo y nacionalismo, reniega del individualismo spencerlano y proclama su colectivismo antiliberal. Dice Justo P. Benítez sobre Pane. "Sus sentimientos humanitarios hactan de el un obrerista, pero no un socialista . Sus conclusiones coincidían con la formula ya vulgarizada de "el medio hace al hombre , pero el hombre rehace al medio".

Fallece en Asunción en el año 1.920.
Ha dejado trabajos de significación tales como:

· Lecciones de literatura preceptiva.
· Sociología.
· El indio guaraní.
· El método y la ciencia social.
· Conceptos de Filosofía.
· Geografía Social.
· Ensayos Paraguayos.
· La familia paraguaya.
· Apuntes de Sociología.
RAFAEL BARRET
Español. El ensayista, consumido tempranamente en su propio fuego, era de origen catalán. Apareció Barret en Madrid el año inicial del siglo haciendo vida de señorito rico con algún dinero heredado que le duro muy poco. Con la pobreza que sucedió al fugaz periodo de esplendor vino también la esquivez del alto mundo social madrileño que le acogiera próspero. La amargura de este agravio y ciertos rumores de escándalo con que se vio afrentado forjaron en el joven un hondo resentimiento que le hizo emigrar a América.

Rafael Barret llegó a Buenos Aires en el año 1.903 y comenzó a colaborar con El Diario Español. Sus breves comentarios aparecidos semanalmente bajo el acápite de Moralidades Actuales. Llegó al Paraguay en 1.904.

Nervioso, impulsivo, violento, no tardó en reñir con su director por la acritud de sus crónicas y se translado al Paraguay en 1.904, a auscultar la herida reciente de la guerra civil. En aquel clima agitado, el brillante talento del ensayista halló ancho cause para la expresión revolucionaria de su amargo descreimiento. En Los Sucesos y la Tarde aparecieron sus primeros artículos. Vivía como podía, con los cincuenta pesos cobrados por articulo y ayudado por algún modesto cargo en el Departamento de Ingenieros, primero y luego en la empresa del ferrocarril.
Construyó un hogar casándose con Francisca López Maíz en 1.906. Vivió en San Bernardino, en Areguá y desde allí seguía escribiendo para los periódicos de Asunción y de Montevideo. Así fueron brotando esos chispazos de luz dura, reunidos más tarde en El Terror Argentino, El dolor paraguayo, La vida en los yerbales, Mirando Vivir.

En 1.908, su anarquismo se agudiza. "Es el año en que él comienza a bajar las gradas que conducen al fondo social, junto a la casa entenebrecida. Se dá a los desheredados en cuerpo, ya que en alma se les había dado siempre. Sobre La Tierra, La Huelga y El problema sexual dicta sus primeras conferencias a los obreros nativos. Con Bertotto funda la revista Germinal, de vida efímera, luego El Nacional. Durante la revolución de 1.908 desafía a las balas recorriendo las calles de Asunción en un carrito para recorrer heridos. En 1.910 anuncia se retorno a Europa. Es ya un espectro señalado por la muerte. En septiembre de ese año parte solo, para morir dejando en Asunción a sus seres queridos.
En sus obras trato temas de hondo contenido social.
Se ocupó del problema obrero y de la tragedia del mensú, el olvidado trabajador de los yerbales. Algunas de sus obras más destacadas son "El Dolor Paraguayo" y "La vida en los yerbales".

El 17 de diciembre de 1.910 le alcanza la muerte en una villa gascona. Poco días después, el Diario de Asunción publicaba su ultimo ensayo sobre "la muerte de Tolstoi".
GUALBERTO CARDUS HUERTA
Nace en Concepción el 12 de junio de 1.878. Estudió hasta el tercer curso en el Colegio Nacional de la ciudad norteña, prosiguiendo después hasta obtener el título de Bachiller en Ciencias y Letras, en el Colegio Nacional de Asunción, instituto en que figuró como alumno "distinguido", figurando entre sus condiscípulos Albino Jara, el futuro levantisco caudillo militar, e Ignacio A. Pane, uno de los mentores intelectuales del Partido Colorado, en la segunda década del siglo XX. El acto de graduación de los citados bachilleres, tuvo lugar en 1.895, cuando Cardús contaba con 17 años de edad. Seis años después, se graduaba de Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, en la Universidad Nacional de Asunción, juntamente con Félix más connotados intelectuales paraguayos.

Cardús Huerta se consagró como orador político, en el acto del Instituto Paraguayo, celebrado el 15 de mayo de 1.901, pronunciando una oración cívica sobre la independencia nacional y los próceres de mayo, situándose entonces la nómina de jóvenes más culto de su generación. Poco después dictó la cátedra de Derecho Civil en la Universidad Nacional de Asunción.
Su obra "Arado, Pluma y Espada", constituye un importante estudio de la realidad sociológica paraguaya. Justo P. Benítez sostiene que "un positivismo implícito" impregna este libro que "presentado como ensayo de fondo histórico, aspira a constituirse en un programa superador de las vicisitudes y penurias que su autor encuentra en la formación de la nacionalidad".
BLAS MANUEL GARAY
El historiador Blas Manuel Garay nació en Asunción el año 1.873. Huérfano desde muy niño, se crió en Pirayú. Allí realizó sus estudios primarios a la par que trabajaba como telegrafista en la estación local del ferrocarril. De Pirayú regresó a la capital para ingresar como alumno interno en el Colegio Nacional, donde completó su bachillerato con una beca ganada por su aplicación. Cursó luego Derecho y Ciencias Sociales en la Facultad asuncena concluyendo todos los cursos de la carrera en tres años. Porque el joven Garay , además de un brillante talento poseía extraordinaria capacidad de trabajo.
Realizó sus primeros ensayos periodísticos en El Tiempo. El joven abogado, que ya se destacaba por su vigorosa personalidad, fue nombrado por entonces secretario de la Legislación Nacional en Madrid. Poco tiempo después era comisionado por el gobierno al Archivo de Indias, en Sevilla, para estudio y recopilación de los documentos relativos al problema de límites con Bolivia.
Su agilísima inteligencia y su concentrada vida de trabajo permitiéndole el estudio de miles de documentos que hicieron de él, el historiador nacional de mayor autoridad en su tiempo. Fruto de su estada en España, fueron cuatro libros: Compendio de Historia del Paraguay, Breve Resumen de la Historia del Paraguay, La Revolución de la Independencia y El Comunismo de las Misiones.
Cuando regresó a la Asunción, fundó y dirigió La Prensa, el diario mejor escrito y más serio de la época. Su actividad intelectual era potentosa.
Su ardorosa impulsividad juvenil y su valiente brío periodístico le crearon enemigos. A raíz de cierta campaña emprendida por La Prensa, falleció trágicamente en Asunción en el año 1.889, cuando su talento privilegiado prometía aún los más sazonados frutos intelectuales. Tenía 26 años de edad y había publicado sólo el primer volumen de su valiosa labor de investigador con el título de Documentos relativos a la Historia del Paraguay y Río de la Plata.